Podología geriátrica

Podología geriátrica

Las personas mayores, fruto de su edad, sufren problemas en los pies. La podología en el ámbito geriátrico responde a una necesidad. Los ancianos son un grupo de población con una gran predisposición a trastornos relacionados con los pies.

Las revisiones periódicas por parte de un podólogo, son algo imprescindible para mejorar la calidad de vida de nuestros mayores. En podólogos Zaragoza, llevamos a cabo un seguimiento desde el consejo en la elección del calzado adecuado para cada situación, hasta el tratamiento de úlceras, pasando por la eliminación de durezas y helomas, así como un corte adecuado de las uñas. Cuidar los pies de los ancianos puede evitar males mayores y visitando periódicamente al podólogo se puede detectar cualquier anomalía. Las patologías en los pies de las personas mayores pueden producir lesiones e incluso dificultad para caminar, con lo que se aumenta el riesgo de tropiezos y caídas. Hay tres patologías que son más frecuentes: los juanetes, los dedos en garra y el aplanamiento del pie. Con la edad y algunas enfermedades crónicas como la diabetes, hipertensión arterial, trastornos venosos o el colesterol, comprometen los miembros inferiores.

Las revisiones periódicas por parte de un podólogo, son algo imprescindible para mejorar la calidad de vida de nuestros residentes. Desde el consejo en la elección del calzado adecuado para cada situación, hasta el tratamiento de úlceras, pasando por la eliminación de durezas y helomas, así como un corte adecuado de las uñas.Algunos de los problemas más comunes que nos encontramos son:

  • Dolores en las plantas de los pies.
  • Problemas de uñas gruesas
  • Callos
  • etc.

Todos estos problemas serán tratados y solucionados en nuestra clínica sin ningún tipo de dolor.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE