Tratamiento de ojos de gallo en Zaragoza

Los ojos de gallo son unos molestísimos callos que salen entre los dedos o en los laterales, especialmente en el primer y quinto dedos, ya que el roce con zapatos excesivamente estrechos provoca que se endurezca la piel.
La correcta exfoliación por parte de un podólogo profesional y el cambio de calzado por uno de puntera más ancha es el tratamiento más efectivo para su curación.
El calzado adaptado a la anchura de nuestros pies es fundamental para evitar la aparición de ojos de gallo y otros callos en el pie.
Además, el pie se deforma con el uso continuado de calzado estrecho, con lo que se favorece la aparición de otras enfermedades de los pies, como fascitis plantar, juanetes, dedos de martillo, etc., dolorosas y de complejo tratamiento.
Nuestros podólogos especializados corregirán sus ojos de gallo y podrá lucir por Zaragoza sus pies perfectamente cuidados este verano.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE